Movavi Video Converter

  • Conversión ultrarrápida

  • Procesamiento por lotes de archivos: cualquier número, cualquier tamaño

  • Sin pérdida de calidad, incluso con vídeos 4K

  • Edición y compresión sencillas

MP3 vs. FLAC: ¿cuál es el más adecuado para ti?

Editado por Aitor Morgado
11 746

MP3 vs. FLAC

Como diría cualquier amante de la música, la belleza de escuchar cualquier pieza musical reside en el ritmo. La forma en que los compases pasan de una melodía a otra determinará tu experiencia. Tanto si te gusta escuchar música como si te dedicas a trabajar con cualquier otro tipo de audio, obtenerlo todo en alta calidad puede tener un valor incalculable.

Claro que siempre puedes buscar auriculares con cancelación de ruido y los últimos dispositivos de audio para mejorar la calidad. No obstante, una de las formas más sencillas de disfrutar de audio de calidad sería elegir el formato adecuado. En la mayoría de los casos, hay que elegir entre MP3 y FLAC. Las dos preguntas más importantes son: ¿deberías elegir FLAC o MP3? ¿Cuál es la diferencia entre ambos y cómo puedes convertir FLAC a MP3?

Aquí tienes algunas ideas que te ayudarán a comparar FLAC y MP3.

También puedes echar un vistazo a Movavi Video Converter, una herramienta sencilla y eficaz para cambiar entre formatos de vídeo, audio e imagen.

MP3 vs. FLAC: los aspectos más destacables

Para entender realmente la diferencia entre FLAC y MP3, hay que saber qué son los archivos con pérdida y sin pérdida. Tomemos como ejemplo las imágenes que ves online. Estas vienen en un formato comprimido y, para poder mostrártelas, algunas partes de las imágenes tienen que desecharse para permitir su compresión. Por otro lado, la parte perdida nunca se puede recuperar, se pierde para siempre.

Pasa lo mismo con las pérdidas de los MP3. Por lo general, se comprime y se elimina una parte. Si intentas convertir MP3 a WAV, apenas podrás recuperar la parte eliminada. Por otro lado, si intentas volver a convertir el archivo WAV a MP3, es posible que pierdas más partes del archivo.

Por otro lado, los archivos sin pérdidas vienen en su formato original y sin comprimir. Al igual que en el caso de los archivos ZIP, las compresiones sin pérdida tienden a reducir el tamaño del paquete de audio sin eliminar nada. Al contrario que con los archivos MP3, FLAC viene en un formato sin pérdidas que se puede volver a convertir a su formato WAV, el cual se puede restaurar al formato original.

Necesidades de almacenamiento

Los archivos MP3 tienen que comprimirse eliminando parte del archivo. Como resultado, los ficheros necesitarán menos espacio de almacenamiento. En comparación con los FLAC, los archivos MP3 necesitan menos capacidad de almacenamiento. Por otro lado, los archivos FLAC apenas pierden contenido, por lo que ocupan más espacio de almacenamiento.

Calidad de sonido

Debido a su formato con pérdidas, los archivos MP3 tienden a recortar parte del audio para reducir su tamaño. Lo ideal sería utilizar la psicoacústica para recortar los sonidos superpuestos. En la mayoría de los casos, los platillos, las guitarras y la reverberación son las partes más afectadas por la compresión MP3, y pueden sonar distorsionadas si se aplica demasiada compresión.

Por otro lado, FLAC conserva la calidad del audio que almacena y no tiene limitaciones de sonido como los archivos MP3. Funciona como un archivo ZIP por lo que, si se escucha el audio, será similar al del archivo descomprimido. Antes, la única forma posible de obtener archivos sin pérdidas era a través del formato CD, CDA o WAV. Sin embargo, ninguno de ellos ocupa tanto espacio como los archivos FLAC.

Compatibilidad

Lo bueno del audio basado en MP3 es que se puede reproducir desde cualquier lugar. Casi todos los dispositivos modernos tienen reproductores MP3, así que no tienes que preocuparte de si un teléfono nuevo reproducirá este formato.

Los archivos FLAC son un poco diferentes. Aunque promete una gran calidad de audio, su popularidad no es como la de su homólogo. Claro que hay algunos teléfonos que vienen con reproductores de audio que te permitirán reproducir archivos de audio sin pérdidas, pero no siempre ocurre. En estos casos, siempre puedes recurrir a aplicaciones de terceros. Y lo que es mejor, la popularidad de los archivos FLAC está aumentando con el tiempo y los fabricantes tienen el ojo puesto en cubrir esta demanda.

¿Cuándo utilizar FLAC?

El hecho de que FLAC garantice que el audio conserve su autenticidad en todo momento no significa que debas utilizarlo siempre. Lo ideal es utilizar FLAC en aquellos casos en los que necesites guardar tu música con la mejor calidad posible. Por ejemplo, si quieres pasar tus CD a un disco duro antes de guardarlos en un garaje, FLAC puede ser la mejor opción.

Sin embargo, debes tener en cuenta que FLAC ocupa más espacio que su homólogo MP3. Por eso, no siempre es la mejor opción para portátiles con una capacidad de almacenamiento de 128 GB, ya que puede ser mejor dejar algo de espacio para aplicaciones y fotos. Para estos dispositivos, lo ideal sería convertir el archivo FLAC a MP3. Además, es posible que necesites una aplicación independiente para reproducir archivos FLAC en algunos dispositivos.

¿Cuándo utilizar el MP3?

Como ya se ha mencionado, los formatos de archivo MP3 no tienen la misma calidad de audio que FLAC. Por ello, puede que no sea la mejor opción si quieres archivar audio con la mejor calidad posible. Aunque no siempre se note la diferencia entre ambos, habrá cierta distorsión por la compresión del audio. Por suerte, los días en los que la distorsión en los archivos MP3 era evidente han quedado muy atrás.

Hoy en día, la tecnología de audio ha avanzado tanto que es posible que no notes ninguna diferencia entre los archivos de audio MP3 y el formato original. De hecho, se puede codificar a una velocidad alta, como 320 kbps. Idealmente, el audio MP3 es el más adecuado para portátiles y teléfonos. Como tiene poco almacenamiento, te permitirá ahorrar espacio de audio.

FLAC vs. streaming

Uno de los principales competidores de los archivos MP3 o FLAC es la industria del streaming. Aunque a la mayoría de los audiófilos les interesa comprar su música en tiendas dedicadas, el streaming ofrece diversas opciones para escuchar música de calidad. Algunos sitios de reproducción en streaming permiten descargar música sin conexión y escucharla, previo pago de una suscripción.

De hecho, algunos sitios web de streaming ofrecen audio en formato FLAC. Algunas de las ventajas competitivas que siguen teniendo los archivos FLAC son la modalidad de pago único. Únicamente tendrás que comprar un álbum FLAC para guardar y escuchar los archivos durante largo tiempo. Por otro lado, los sitios web de streaming suelen necesitar que sigas pagando su suscripción.

Si no renuevas tu suscripción, puedes perder tu lista de reproducción cuidadosamente seleccionada. Además, los sitios de streaming requieren una conexión a internet. Incluso los que ofrecen opciones offline pueden necesitar que vuelvas a conectarte para acceder a los archivos después de cierto tiempo. Con FLAC, en cambio, podrás disfrutar de tu música de calidad sin conexión.

¿Dónde encontrar archivos FLAC y MP3?

Puedes encontrar archivos MP3 en casi todas partes, desde sitios de streaming a sitios de descarga de música. En cambio, necesitarás comprar los archivos FLAC en una tienda digital o extraerlos de un CD. Aunque la copia suele ser fácil, requiere el uso del software adecuado en el ordenador. Como alternativa, puedes recurrir a los distintos dispositivos que te permiten ripear y almacenar archivos FLAC en discos duros sin necesidad de utilizar un PC.

Si quieres convertir FLAC a MP3, existe una gran variedad de programas que puedes utilizar, como Movavi Video Converter. La mayoría de estas opciones suelen ser bastante sencillas de utilizar.

¿Es FLAC mejor que MP3? En esencia, sí, lo es. Te ofrecerá la mejor opción de audio con la mayor calidad posible. Cuando se trata de conservar música, es la mejor opción. Sin embargo, MP3 puede ser la mejor opción cuando quieres almacenar archivos en un dispositivo con almacenamiento limitado. 

Por suerte, siempre puedes convertir ambos formatos de audio para adaptarte a diferentes situaciones. No dudes en probar Movavi Video Converter para convertir tus archivos FLAC en MP3.

Preguntas frecuentes

¿Qué es mejor el FLAC o MP3?

Los archivos de audio de formato FLAC ofrecen una mejor calidad de sonido que los de formato MP3. Esto se debe a que en el formato FLAC no hay compresión, a diferencia del formato MP3, en donde la compresión suele reducir la calidad del sonido (al igual que el peso del archivo).

¿Qué tan buena es la calidad FLAC?

El formato FLAC es una de las mejores opciones en cuanto a calidad en archivos de audio, gracias a que se trata de un formato sin perdidas (sin compresión), con gran profundidad de bits y frecuencia de muestreo. Esto da como resultado archivos de audio en los que el sonido mantiene una calidad sumamente similar a la original.

¿Qué formato es mejor que FLAC?

Por lo general, el formato FLAC es considerado el formato de sonido sin compresión de mejor calidad disponible en la actualidad. Aunque existen algunas alternativas similares, como, por ejemplo, el formato ALAC (Apple Lossless Audio Codec) compatible con dispositivos iOS, ninguna llega a considerarse superior.

¿Qué es más pesado: FLAC o MP3?

Al tratarse de archivos de sonido comprimidos, la misma pista de audio (con las misma profundidad de bits y frecuencia muestreo) pesará alrededor de un 50 % menos en un archivo MP3 que en uno FLAC. Esto, como ya hemos visto, a costa de perdidas en cuanto a la calidad de sonido.

¿Tiene preguntas?

¿Tiene preguntas?

Si no encuentra la respuesta a su pregunta, póngase en contacto con nuestro equipo de asistencia.

¡Únete para acceder a guías, ofertas especiales y consejos!