Cómo emitir en pantalla - el screencasting es fácil

  • Descargar Movavi Screen Recorder.

  • Ajuste la configuración de la grabación.
  • Registra tu actividad en la pantalla.
  • Comparte el resultado utilizando una de las opciones disponibles.

No pierdas un tiempo precioso: graba las cosas importantes ahora.

Aquí tienes 3 sencillos pasos para hacer un screencast:

Crear un screencast parece muy sencillo, ¿verdad? Pues lo es. Y, con la información de este artículo, puedes hacerlo en pocos pasos. Sin embargo, para que un screencast tenga éxito -algo que su público quiera ver- tendrá que abordar algunos detalles más. Por eso hemos preparado este artículo: para ayudarte a entender los entresijos del screencasting, para que puedas elegir el mejor software de grabación de pantalla y hacer un screencast que se vea y suene bien.

Sin embargo, antes de entrar en cómo hacer un screencast, tenemos que cubrir lo que es un screencast y por qué debería importarte. Un screencast es un vídeo grabado que captura y muestra lo que ocurre en una pantalla. Así que, en su forma más simple, una grabación de una videoconferencia podría considerarse un screencast. Pero los screencasts también pueden incluir muchos detalles y objetos diferentes. Por ejemplo, un screencast puede incluir texto, funciones de vídeo en vídeo o imagen en vídeo, imágenes, audio y voz en off, y/o movimientos del ratón.

La mayoría de la gente utiliza los screencasts para crear tutoriales en vídeo que ofrezcan a la gente un recorrido y un proceso paso a paso para una acción u objetivo específico. Dicho esto, estos tutoriales pueden variar mucho. Y muchas personas diferentes pueden beneficiarse de la creación y el intercambio de screencasts, tanto a nivel profesional como recreativo. Algunos de los principales objetivos de los screencasts son

  • Tutoriales de juegos: Los jugadores suelen crear screencasts cuando han completado un reto especialmente difícil, cuando quieren mostrar un truco para vencer a un jefe difícil o cuando encuentran un huevo de pascua interesante en un juego.

  • Vídeos de instrucciones en YouTube: Los YouTubers llevan años creando y compartiendo útiles screencasts con instrucciones paso a paso. Seguro que has visto algunos de ellos cuando has utilizado YouTube para buscar cosas como "cómo editar vídeos chulos" o "cómo hacer un vídeo con pantalla verde".

  • Profesores y formadores: Los profesores, formadores y otros educadores suelen crear screencasts para introducir nuevos temas y/o para dar a los estudiantes y aprendices una forma fácil de acceder a los procesos paso a paso. Al guiar a los estudiantes a través de cada paso del proceso con una voz en off o una narración clara que explique cada paso, los profesores pueden involucrar mejor a los estudiantes y ahorrar tiempo a la vez que mejoran la eficacia de sus lecciones.

  • Empresas de software: Las empresas que crean el software que utilizamos a diario siempre publican screencasts para ayudar a los usuarios a entender sus productos y actualizaciones. Suelen ser tutoriales y guías para nuevas funciones que pueden cambiar la experiencia del usuario.

Un screencast eficaz es una gran herramienta de aprendizaje y entretenimiento. Los jugadores los utilizan para compartir huevos de pascua y formas interesantes de vencer a jefes y desafíos difíciles. Los streamers los utilizan para mostrar a su público cómo hacer todo tipo de cosas. Y las empresas y organizaciones las utilizan para crear tutoriales de formación más eficaces. Hay demasiados usos para los screencasts como para enumerarlos todos aquí, pero esto debería darte una idea de lo que puedes hacer una vez que aprendas a hacer un gran screencast.

Cómo hacer un screencast

Ahora que tienes una mejor idea de lo que es un screencast y por qué querrías crear uno, vamos a hablar de cómo hacer un screencast. Para empezar, necesitarás dos herramientas básicas:

  • Software de grabación de pantalla

  • Micrófono

Más adelante en este artículo, veremos una lista de los mejores programas de grabación de pantalla para screencasting. Por ahora, sin embargo, vamos a discutir algunos consejos para hacer un screencast realmente grande. Podrías pensar que el primer paso para hacer un screencast sería capturar una grabación de pantalla, pero en realidad hay algunas cosas que hacer antes. Vayamos paso a paso en este proceso:

1. Elegir el mejor software de grabación de pantalla

El mejor grabador de pantalla dependerá de tus necesidades y de tus objetivos para el screencast. Si estás grabando casualmente para tus amigos y familiares, puede que busques un software gratuito, y puede que no te importe tener una marca de agua en tus vídeos. Si estás haciendo screencasts para uso profesional, probablemente quieras una versión premium sin marca de agua. Asimismo, querrás fijarte en las características e interfaces. Puedes encontrar más información al respecto a continuación en nuestras reseñas de los mejores programas de grabación de pantalla para screencasting.

2. Elige un micrófono

El audio es importante para un buen screencast. Aunque puedes utilizar el micrófono interno de tu ordenador o dispositivo móvil para grabar el audio, no es la mejor idea. Los micrófonos internos captan todo tipo de ruidos extraños, y puede ser realmente difícil producir un screencast fresco y de sonido profesional sin un micrófono externo.

Teniendo esto en cuenta, no tienes que comprar el último y más caro micrófono del mercado para hacer un screencast que realmente destaque. Hay varias opciones disponibles para los micrófonos USB que no romperá el banco, pero mejorará la calidad de audio de su screencast inmensamente.

3. Encuentra un lugar tranquilo para grabar el audio

Incluso el mejor micrófono del sector captará el ruido exterior si grabas en un entorno ruidoso. Por lo tanto, es importante encontrar un lugar tranquilo en su casa o estudio para grabar el audio para su screencast. Debes grabar en un entorno libre de distracciones para ti mientras grabas, y libre de ruidos que tu micrófono pueda captar mientras grabas.

Y, en ese sentido, haz una prueba de tu audio antes de llegar a editar tu screencast. Es posible que la sala en la que estás grabando tenga mucho eco o que la acústica de la sala cree un sonido agudo y metálico en tu voz. No puedes insonorizar tu estudio de screencasting, pero puedes mejorar la calidad del sonido grabando en un espacio más pequeño y alfombrado. Algunos screencasters incluso graban su audio en un armario, ya que el espacio cerrado proporciona un paisaje sonoro más neutral.

4. Escribe un guión detallado con todos los pasos del proceso que vas a retransmitir

Para evitar que tu voz en off se vea salpicada de largas pausas, "umms" y expresiones incómodas, escribe el guión antes de empezar a grabar. Esto no sólo te ayudará a decir exactamente lo que quieres contar, sino que también te ayudará a crear la estructura adecuada para tu tutorial. Un buen guión te proporciona una hoja de ruta para tu screencast. Lee y relee tu guión varias veces, y ensaya su lectura para la grabación de tu screencast. Entonces, cuando estés listo para grabar, todo el proceso será más fácil y sencillo.

5. Reúne y organiza todo lo que necesitas incluir en tu screencast

El screencasting incluye algo más que una grabación de pantalla y una voz en off. ¿Va a añadir su logotipo a su screencast? ¿Tiene clips de introducción y/o de despedida? ¿Y los gráficos y otros elementos? Asegúrate de tener acceso a todo lo que necesitarás para editar tu screencast antes de empezar.

6. Graba una voz en off que suene profesional

Mientras que el vídeo muestra a tu audiencia lo que estás haciendo, el audio les dice cómo hacerlo. La voz en off es posiblemente la parte más importante del screencast, así que asegúrate de grabarla en un lugar tranquilo y con buena acústica. Instálate en el entorno tranquilo del que hablamos en el paso 3 y tómate tu tiempo para grabar la pista de audio del screencast. Si te equivocas, haz otra toma. Puedes grabar tantas locuciones como necesites para que el producto final sea correcto, y te alegrarás de haber dedicado tiempo a crear una locución que se adapte perfectamente a tu tutorial.

7. Sal de todas las aplicaciones y procesos no relacionados cuando grabes tu vídeo screencast

Para evitar largos tiempos de carga y otros posibles retrasos al grabar un screencast, cierra todas las demás aplicaciones y apaga todos los procesos innecesarios de tu dispositivo. Cuando grabas, sólo quieres mostrar la información relevante, y no quieres que tu tutorial se ralentice por aplicaciones extrañas que ocupan la capacidad de procesamiento de tu dispositivo.

Con esto en mente, si estás reflejando un dispositivo móvil, es posible que quieras poner ese dispositivo en "No molestar" o en modo avión. No querrás que la grabación de tu screencast se vea interrumpida por las llamadas y los mensajes de texto entrantes.

8. Capturar una grabación de pantalla

Obviamente, para hacer un screencast con éxito, necesitarás grabar parte o todo lo que está sucediendo en tu pantalla. Configura tu programa de grabación de pantalla para que sólo grabe la parte de tu pantalla que quieres que vea tu audiencia. Si tu grabador de pantalla no te da la opción de grabar sólo una ventana o sección de la pantalla, te recomendamos que utilices la opción de pantalla completa de tu navegador, juego o cualquier otra aplicación que estés grabando. Si no tiene un modo de pantalla completa, puedes maximizar su ventana y conseguir un efecto similar.

Dependiendo del software que elijas y de tus preferencias, puedes grabar el audio para tu screencast al mismo tiempo que el vídeo, o puedes grabar el audio por separado y editarlo en tu screencast más tarde.

Como hemos comentado en estos pasos, normalmente es mejor grabar el audio por separado, pero esto dependerá de ti, de tu equipo y del objetivo de tu screencast. Si estás creando un screencast rápido para mostrar a un compañero de trabajo cómo utilizar un nuevo dispositivo de red, por ejemplo, es posible que sólo quieras conectar tu micrófono y grabar todo a la vez.

9. Reproduce tu audio mientras grabas tus pasos en pantalla

Reproducir tu pista de audio mientras grabas tu screencast es una buena manera de asegurarte de que el audio y el vídeo se sincronizan y funcionan bien juntos. También es una buena manera de asegurarse de que no tomas inconscientemente un atajo mientras realizas un proceso que estás enseñando a tu audiencia. Por ejemplo, es posible que conozcas algunos atajos de teclado que utilizas siempre en un programa, pero si alguien está aprendiendo a utilizar ese programa, no sabrá lo que acabas de hacer. Hacer esto también te ayuda a ver si hay algo que no funciona del todo bien para el proceso en tu pista de audio.

10. (Opcional) Añade intros/outros, música y otros detalles finales

Las intros y outros de marca son buenas ideas para muchos screencasters. Si eres un streamer, o si estás enseñando un tutorial para tu empresa, es posible que quieras incluir una rápida diapositiva de introducción o un clip de vídeo para mostrar a tu audiencia quién eres y qué pueden esperar del screencast. También puedes editar música de fondo o entre clips, y puedes añadir otros detalles como el resaltado para llamar la atención de la audiencia sobre detalles importantes.

11. Edita tu screencast y compártelo con el mundo.

Por último, utiliza tu programa de edición de vídeo favorito para dar los últimos toques a tu screencast. Quizás quieras añadir filtros u otros efectos para darle un aspecto más profesional. Si tu screencast incluye varias partes o pasos, es posible que quieras añadir transiciones entre los clips, y siempre es una buena idea incluir subtítulos de tu voz en off. También querrás asegurarte de que tu vídeo screencast está configurado con las relaciones de aspecto y el tamaño correctos para las plataformas a las que está destinado (por ejemplo, YouTube, Instagram o Twitch).

Luego, una vez que hayas terminado, exporta tu vídeo a tu formato de archivo de vídeo preferido y compártelo con tu público. Puedes subirlo a las redes sociales, compartirlo con tus amigos, ponerlo en YouTube y/o publicarlo dentro de tu empresa para ayudar a los nuevos empleados a entender las tareas importantes.

El mejor software para hacer un screencast

Ahora que ya sabes cómo hacer un buen screencast, vamos a hablar de tus opciones de software de grabación de pantalla. Hay numerosas opciones para descargar o utilizar en línea, y hay versiones gratuitas y de pago, en función de tus objetivos y del uso que vayas a dar a tus vídeos de screencast. Echa un vistazo a los mejores grabadores de pantalla a continuación:

Mejor para: grabación de vídeos en streaming, llamadas en línea, seminarios web y otros vídeos

Valoración G2: 4,5 de 5 estrellas, 41 opiniones positivas de 44

Movavi Screen Recorder es una aplicación de escritorio que permite a los usuarios capturar y grabar vídeo y audio (juntos o por separado) desde su pantalla o cámara web. Con una versión gratuita totalmente funcional y una versión premium disponible, Movavi Screen Recorder ofrece una forma rápida y sencilla para que los usuarios de screencasters capturen sus secuencias de vídeo y audio, y las editen juntas para hacer screencasts geniales que el público quiera ver. Además, la versión premium de Movavi permite a los usuarios crear vídeos sin marcas de agua para uso profesional.

Ventajas:

  • Interfaz fácil de usar

  • Salida de vídeo y audio de alta calidad

  • Múltiples formatos de archivo, incluyendo opciones de alta definición

  • Multifuncional

  • Rápido y fácil de aprender y utilizar

  • Versión gratuita disponible

Inconvenientes:

  • Los vídeos creados con la versión gratuita tienen una marca de agua

Mejor para: grabación de partidas sin salir del juego

Valoración de PCWorld: 3,5 de 5 estrellas

Windows 10 Game Bar es una aplicación nativa de grabación de partidas que permite a los jugadores grabar sus partidas sin salir del juego. Los usuarios pueden grabar screencasts de sus partidas tanto en su Xbox como en un PC. Aunque algunos usuarios han informado de que el rendimiento es irregular, cuando Game Bar funciona, ofrece una solución de grabación de pantalla para Xbox que no implica un montón de pasos adicionales o la duplicación de la pantalla.

Ventajas:

  • Se incluye con Windows 10, sin necesidad de descargar una aplicación externa

  • Fácil de usar

Inconvenientes:

  • No siempre captura el vídeo y el audio como se supone que debe hacerlo

  • Rendimiento irregular

  • Dificultad para localizar la interfaz de la barra de juegos en el juego

Mejor para: grabación y livestreaming para jugadores

Valoración G2: 4,5 de 5 estrellas, 40 opiniones positivas de 45

OBS Studio es un software de código abierto diseñado para que los usuarios puedan grabar vídeo en sus ordenadores. Este software de escritorio está disponible para Mac, Windows y Linux. Puedes usar OBS Studio para capturar desde tu webcam o pantalla, y puede ser usado para grabar videollamadas y otra actividad en la pantalla. Sin embargo, al ser un programa gratuito, no hay mucho soporte para OBS Studio. Algunos usuarios han reportado dificultades para aprender la interfaz y algunos problemas para ejecutarlo en Windows máquinas.

Ventajas:

  • Capacidades de fondo personalizadas

  • Fácil duplicación de diapositivas

Inconvenientes:

  • Dificultad para mover las pantallas resaltadas individualmente

  • Compatibilidad limitada para los usuarios de PC

  • Curva de aprendizaje empinada y difícil

Mejor para: capturar screencasts sin descargar un software de grabación de pantalla

Valoración de Trustpilot: 4,6 de 5 estrellas

Screencapture.com es una aplicación gratuita de grabación de pantalla en línea. Ofrece a los usuarios la opción de grabar screencasts y capturar vídeos de lo que ocurre en sus pantallas sin necesidad de descargar un software en sus ordenadores. Si estás utilizando un dispositivo compartido y no puedes descargar el software, esta puede ser una buena opción para ti. Los usuarios han informado de que este grabador de pantalla no siempre captura vídeo, y a veces la salida es sólo una pantalla en blanco con audio. Por lo tanto, si bien es conveniente y no requiere una descarga, puede no ser la solución adecuada para los screencasters que graban sobre la marcha o los procesos de grabación que no pueden ser fácilmente repetidos (por ejemplo, secuencias de juego, la captura de un error de software, etc.).

Ventajas:

  • Versión gratuita disponible

  • Tiempos de grabación rápidos para vídeos HD

  • Medidas de privacidad para la grabación de pantallas

Inconvenientes:

  • La versión gratuita incluye una marca de agua

  • Calidad de grabación inconsistente

  • Los usuarios informan de que a veces no captura vídeo, sólo audio

  • Cierto retardo, dependiendo de la conectividad

Mejor para: capturar un screencast de una ventana específica del navegador

Valoración: 4 de 5 estrellas

Screencastify es un software de grabación de pantalla diseñado para funcionar con Google Chrome. Permite a los usuarios capturar y editar grabaciones de pantalla completa o parcial en su escritorio o desde su cámara web, pero se utiliza más a menudo para grabar la actividad del navegador. Dado que es específico de Chrome, los usuarios que graben desde un navegador o aplicación diferente pueden tener algunos problemas con sus grabaciones de vídeo. Y, aunque el software es gratuito, todos los vídeos realizados con ScreenCapture tendrán marcas de agua.

Ventajas:

  • Grabación en el navegador para Chrome

  • Interfaz fácil de usar

Inconvenientes:

  • Los vídeos realizados con Screencastify llevan marca de agua

  • Calidad de salida inconsistente

Consejos para grabar un screencast que la gente quiera ver

Entonces, ¿cómo se puede grabar un screencast que parezca y suene profesional y elegante? Aquí tienes algunos consejos para grabar screencasts que ayuden a tu audiencia a entender el proceso por el que les estás guiando de una manera efectiva y entretenida. Recuerda que el screencasting es más que una simple grabación de lo que ocurre en tu pantalla. Para hacer un screencast realmente bueno, tendrás que tener en cuenta algunas cosas. Sigue estos consejos para empezar:

1. Hazlo corto y dulce

Los screencasts no deben ser grabaciones de horas de duración. De hecho, los screencasts más exitosos suelen durar menos de cinco minutos. Si está creando un curso de formación en profundidad o un tutorial más largo, considere la posibilidad de dividirlo en trozos más pequeños y manejables. Por ejemplo, en lugar de capturar los veinte minutos previos a un gran combate contra un jefe, los jugadores capturarán el combate en sí. Piensa en lo más interesante y/o útil de tu tema y reduce tu screencast sólo a la parte o partes más importantes.

2. Utiliza un micrófono externo

Muchos programas de grabación de pantalla tienen la capacidad de capturar el audio a través del micrófono interno de tu ordenador, pero el audio resultante no será el ideal. En su lugar, prueba a utilizar un micrófono externo USB. Así podrás decidir si grabas el audio por separado y lo añades a tu screencast cuando edites el vídeo o si haces vídeo y audio juntos para proyectos de screencasting rápidos.

3. No dudes en hacer ediciones

Cuando crees un tutorial o un recorrido de un juego o proceso, no sientas que tienes que incluir cada momento del proceso. Habrá inevitablemente momentos en los que estés esperando una descarga, o cuando una imagen se esté renderizando. Cuando sucedan cosas como éstas, o cuando haya una tarea no relacionada que deba realizarse para pasar al siguiente paso, no tienes que hacer que tu audiencia lo vea todo. En su lugar, ayúdales a mantener la atención con un poco de magia de edición de vídeo. Aumenta la velocidad en las partes no relacionadas o tediosas del proceso. Así parecerá que avanzas rápidamente por esas partes, mostrando a la audiencia que esos pasos ocurren, pero ahorrándoles varios minutos de espera. Asimismo, no dudes en editar cualquier parte del proceso que no aporte valor a tu audiencia.

4. Crea una estructura clara para tu vídeo screencast

Recuerda que estás enseñando algo a tu audiencia. Tanto si eres un jugador que muestra cómo derrotar a un gran jefe como si compartes un tutorial de Photoshop, tu screencast debe tener una estructura lógica y organizada. Divídelo en pasos sencillos y fáciles de seguir. Escribe un guión con pasos claros para cada parte del proceso. Graba una pista de voz que guíe a tu audiencia a través de lo que necesitan aprender. Y haz todo esto antes de empezar a grabar. Cuanto más organizado estés al crear un screencast, mejor será el resultado.

5. Incluye sólo información y elementos visuales relevantes

Si estás haciendo un screencast de un juego, tu audiencia sólo debe ver el juego. Si estás haciendo un screencast de un tutorial de software, sólo deberían ver la ventana en la que estás trabajando. Mantén a tu audiencia concentrada en tu screencast y en la tarea que estás realizando eliminando las distracciones. No grabes todo el escritorio cuando sólo necesitas una ventana. Y, si hay sonidos que distraen y no están relacionados con el tutorial, elimínalos también.

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo hacer un screencast gratuito?

Puedes utilizar un grabador de pantalla gratuito -en línea o con una descarga gratuita- para hacer un screencast gratis. Algunas de las opciones de software para grabadores de pantalla son

  • Movavi Screen Recorder

  • Windows 10 Game Bar

  • OBS Studio

  • Screencapture.com

  • Screencastify

¿Cómo hago un screencast en Windows?

Puedes hacer un screencast en Windows 10 con Windows 10 Game Bar. Este software es nativo de las máquinas Windows 10, así que no tienes que descargar nada para crear tu screencast.

  1. Abre la aplicación, el juego o la ventana que quieras grabar.

  2. Pulsa Win + G en tu teclado.

  3. Si aparece una ventana que dice "¿Desea abrir la barra de juegos?" seleccione Sí, esto es un juego.

  4. Debería aparecer un icono de un punto rojo. Para grabar un screencast, puedes pulsar este botón o mantener pulsados Win + Alt + R para empezar a grabar.

  5. Aparecerá una ventana con un temporizador mientras grabas.

  6. Cuando estés listo para parar, pulsa el cuadrado en el cuadro del temporizador o mantén pulsados Win + Alt + R de nuevo.

¿Cómo se utiliza la duplicación de pantalla?

Muchos usuarios de screencasters utilizan el screen mirroring para realizar sus screencasts en sus ordenadores mientras demuestran procesos en sus dispositivos móviles. Para los usuarios de Android, este proceso es sencillo.

A continuación te explicamos cómo hacerlo en un dispositivo Android:

  1. Desliza el dedo hacia abajo desde la parte superior de tu dispositivo Android para ver el panel de Ajustes Rápidos.

  2. Busca y selecciona el botón Screencast.

  3. Aparecerá una lista de dispositivos Chromecast en tu red, y podrás elegir el que quieras reflejar.

  4. Para detener el screencasting, sigue los mismos pasos y pulsa Desconectar cuando se te pida.

Así es como se hace en un dispositivo Apple:

  1. Desliza el dedo hacia abajo desde la parte superior de la pantalla para abrir el Centro de Control.

  2. Pulsa Screen Mirroring o AirPlay.

  3. Selecciona tu ordenador u otro dispositivo, y la pantalla de tu iPhone se reflejará en ese dispositivo.

  4. Utiliza tu software de grabación de pantalla para hacer un screencast con la pantalla de tu dispositivo reflejado.

Movavi Screen Recorder

La manera perfecta de grabar su pantalla

Descargo de responsabilidades: tenga en cuenta que Movavi Screen Recorder no permite capturar secuencias de vídeo y audio protegidos contra copia.

¿Tiene preguntas?

Si no encuentra la respuesta a su pregunta, póngase en contacto con nuestro equipo de asistencia.

Regístrese para recibir noticias y ofertas especiales